Retiran de su cargo a soldado que disparó a dos menores en un reten militar en San Agustín Huila

HUMANA RADIO EN VIVO

Última actualización 17 de noviembre de 2020 por Humana Noticias

El pasado domingo, el Ejército Nacional informó, que dos menores resultaron heridos durante un retén en la vereda Palmar, de San Agustín, Huila. Después de una reunión de seguridad de los altos mandos de las Fuerzas Militares, el Ministerio de Defensa informó que el soldado fue retirado de sus funciones y el Ejército confirmó que quedó a disposición de las autoridades correspondientes.

“El uniformado, quien sería el presunto responsable, fue puesto a disposición de la autoridad competente para adelantar las investigaciones de rigor que permitan el esclarecimiento de estos dolorosos hechos”, comunicó el Ejército Nacional.

Según el Ministerio de Defensa, las autoridades competentes están investigando la situación, así como al interior del Ejército Nacional, que cuenta con el apoyo de la cartera para avanzar rápidamente en las labores investigativas, “para dar celeridad a las investigaciones y establecer el tiempo, modo y lugar de lo sucedido”, afirmó la entidad.

¿QUÉ FUE LO QUE PASÓ?

Los menores que transitaban en una moto el pasado domingo en el municipio de San Agustín, recibieron disparos por parte de un miembro del Ejército en medio de un retén militar.

En la vereda El Palmar, del municipio de San Agustín, Huila, resultaron heridos en un retén militar a raíz de los disparos por parte de un miembro del Ejército dos menores, quienes se movilizaban en una motocicleta y debido a la gravedad de sus heridas terminaron falleciendo.

Según información preliminar de lo ocurrido, los adolescentes identificados como Joselino Irua Delgado de 14 años y Emerson Alejandro Dussan Puentes de 17 años, hicieron caso omiso al llamado a detenerse en medio del retén por parte de los uniformados, y fue en ese momento cuando uno de los soldados disparó contra los menores.

Los dos jóvenes fueron trasladados a los hospitales de San Agustín y Pitalito, donde fallecieron debido a la gravedad de los impactos. Ambos cuerpos fueron llevados posteriormente a Medicina Legal en la ciudad de Neiva, donde se les hará la respectiva necropsia y así brindar mayores aportes al caso que ya se encuentra siendo materia de investigación.

Por su parte, el Ejército Nacional y el Batallón de Infantería Nº 27 Magdalena al que pertenece el soldado que abrió fuego contra los menores, dijo que los hechos se habrían presentado en labores de registro y control, y que el presunto responsable ya fue separado de sus funciones y puesto a disposición de las autoridades competentes de la región para que se esclarezca lo sucedido, además de enviar un mensaje de solidaridad con las familias de los asesinados.

El uniformado ya se encuentra siendo investigado por la Fiscalía, y se espera que en las próximas horas se puedan reconstruir los hechos sobre la vía, junto con la información que entregue Medicina Legal y el ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo.

Mientras tanto los habitantes del sector se encuentran repudiados frente a este hecho de violencia por parte de quienes deberían proteger la vida de la población, y que por el contrario, el pasado domingo le arrebataron la vida a estos dos menores de la comunidad, al igual que ocurrió con Juliana Giraldo en el departamento del Cauca.

El Ministerio de Defensa aseguró que ambos menores se encontraban reunidos con personas de la vereda, “desatendiendo las medidas restrictivas de reuniones sociales y consumiendo bebidas alcohólicas en torno a actividades de esparcimiento en las cantinas ubicadas en el centro poblado de la vereda El Palmar”, actividades que, según las autoridades, están prohibidas.

Por esta razón, varios soldados se dirigieron al lugar para adelantar actividades de apoyo que garantizan el cumplimiento de las medidas de prevención contra el COVID-19. Según MinDefensa, cuando los militares llegaron al lugar “la comunidad reaccionó saliendo del área en desbandada para tratar de evadir los controles”, los jóvenes Irua y Dussan habrían subido a una moto a alta velocidad sin prestar atención a la medida de “pare”, para eludir a las autoridades.

En ese momento, en una “decisión individual”, aseguró la entidad, el soldado habría accionado su arma de dotación en contra de los menores causándoles graves heridas.

Este hecho fue revelado por la presidenta Nacional del Movimiento Mais, Martha Peralta Epieyú, a través de su cuenta de Twitter, donde aseguró que “estos dos jóvenes menores de edad fueron presuntamente baleados por uniformados del ejercito, en un puesto de control ubicado en San Agustín Huila. Me informan que ambos jóvenes acaban de fallecer”.

El hecho, según la cartera de defensa, fue informado inmediatamente al defensor del pueblo de turno del municipio de Pitalito, garante de los derechos de los menores en el municipio.

“El Ejército Nacional me le arrebató la vida sin motivo y sin razón. No sé por qué el Ejército hace estas cosas cuando el gobierno exige tanto respeto por los niños”, aseguró Rubiela Puentes, tía de Emerson, a Noticias Caracol.

“Nos duele que jóvenes colombianos mueran en las circunstancias en las que murieron estos dos jóvenes colombianos, queremos por lo tanto solidarizarnos con las familias”, lamentó el ministro Carlos Holmes Trujillo.

MINDEFENSA ANUNCIA REENTRENAMIENTO A SOLDADOS

Como parte del comunicado que emitió el Ministerio de Defensa tras la muerte de los dos menores, también informaron que impartirán instrucciones para que las tropas del Ejército Nacional vuelvan a ser capacitadas en el manejo de armas y para desempeñar sus funciones respetando los derechos humanos.

“Se ordenará un reentrenamiento especial en todos los batallones de instrucción del Ejército Nacional para fortalecer las tareas de control territorial, y en el empleo y uso de las armas en el marco de los derechos humanos”, se lee en el texto.

Sonia Sambrano Humana Noticias – FotoPortada: TVNoticiasPitalito

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*